X
!

Todos los viernes permanecerá abierta la Capilla de 19:00 a 21:30 horas. El rezo del Santo Rosario se realizará a las 20:15 horas. Te esperamos.

“Cada Vocación, motivo de Esperanza”

Home  /  Actualidad  /  Current Page

Con estas palabras finalizó su intervención el hermano mayor de la Hermandad de la Vera Cruz de Marchena, Juan Ramón Baeza Álvarez, este domingo en la Capilla de la calle San Francisco, donde la Corporación del Jueves Santo organizó una sagrada Eucaristía por las vocaciones de la Archidiócesis de Sevilla y, especialmente, por las de nuestra localidad.

Presidida por el vicerrector del Seminario Metropolitano de Sevilla y director del Centros de Estudios Teológico hispalense, don Ramón Valdivia Giménez, la Hermandad de la Vera Cruz, por segundo año consecutivo, volvía a celebrar una Eucaristía para pedir a Dios por las personas que deciden dejarlo todo y “buscar la mayor felicidad, cumplir la voluntad de Dios”, según expresó el reverendo y responsable del Seminario durante su homilía.

El presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Marchena, hermanos mayores de éstas, religiosas, familiares y hermanos de la Hermandad de la Vera Cruz quisieron acompañar en esta misa a dos de las personas que en Marchena han decidido dejarlo todo, aparcar la vida que llevaban para ponerse al servicio de Dios y de los demás, Francisco y Antonio.  Si bien, desde la distancia, todos los asistentes pidieron al Señor por la joven Ana Victoria, quien decidió seguir a Cristo orando por cada uno de nosotros.

Don Ramón Valdivia Giménez, quien hizo hincapié durante la homilía en que sepamos buscar la felicidad a través de Dios y con Dios, estuvo acompañado durante la Eucaristía del joven, Alberto, seminarista de quinto curso, quien trasladó a los allí presente su testimonio de Fe, su experiencia vital que lo acercó a Cristo y le impulsó a entrar en el Seminario, resaltando un aspecto, que era muy feliz.

Alberto, que pidió a todos que rezáramos por las vocaciones, coincidió con los testimonios escuchados el año pasado en el acto que la Hermandad de la Vera Cruz organizó por este mismo motivo, la felicidad que inunda el cuerpo y el alma de estos jóvenes, que deciden poner su corazón y sus manos al servicio de Dios y la Santa Madre Iglesia.

Por último, el hermano mayor de la Hermandad de la Vera Cruz cerró el acto agradeciendo la asistencia al acto del vicerrector del Seminario, así como del director espiritual del Seminario Menor, don Andrés Ybarra, o el párroco de San Juan, don José Tomás Montes.

En su intervención, Juan Ramón Baeza, que entregó una cruz como símbolo de la Vera Cruz de Cristo, que murió por salvarnos a los hombres, a los seminaristas de Marchena, Francisco y Antonio, así como a los padres de Ana Victoria y la medalla de la Corporación a Álvaro, finalizó subrayando que “cada vocación es un motivo de Esperanza”.

 


Colaboradores