X
!

Todos los viernes permanecerá abierta la Capilla de 19:00 a 21:30 horas. El rezo del Santo Rosario se realizará a las 20:15 horas. Te esperamos.

¡Alegraos, hermanos, porque ha nacido el Hijo de Dios!

Home  /  Actualidad  /  Current Page

En la Noche Santa del Nacimiento de Jesús el Cristo, la belleza de Dios se aposentó en un establo, la gracia de Dios se llegó hasta la carne y la sangre del hombre, el Hijo de Dios, para despojarse de sí mismo (Flp 2,7), eligió el corazón de una noche, y la que era signo de tristeza y de muerte, se transformó para todos en una luminosa Noche Buena; porque el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros (Jn 1,14). El silencio se rompió para siempre y la Palabra, descendiendo del seno del Padre (cf. Adm 1,18), dio comienzo al canto nuevo de la Nueva Humanidad.Natividad. Caravaggio.

Alegraos, hermanos, porque nos ha nacido un niño, que es el Mesías prometido, el Señor, de quien esperábamos la salvación. Pero alegraos aún más porque ese Niño que ha nacido para nosotros es el Hijo de Dios. Alegraos, los que creéis, porque en esta noche sucedió lo que esperabais, y multiplica el gozo su llegada inesperada: Dios se hizo uno de tantos, quiso habitar en medio de su pueblo, tomó nuestra condición humana (cf. Flp 2,1-7). Esta no es la noche del silencio sino de la Palabra. Tal fue la comunicación de Dios con el hombre, que este Hombre Nuevo es Dios de Dios y Luz de Luz, sin dejar de ser verdadero hombre.

En esta noche bendita, unido a todos los hermanos y a todos los pobres de la tierra, quiero acercarme con respeto y reverencia al misterio de Belén, a aquel pobre Pesebre donde Dios mismo se nos comunica y se hace Buena Noticia para todos; y al Altísimo, omnipotente y Buen Señor, pido con humildad que nos conceda a todos, junto con la alegría y el recogimiento interior, la gracia de contemplar admirados este misterio de amor, de balbucir asombrados una plegaria de agradecimiento, y de cantar con los ángeles un pregón de gloria y paz para todos los hombres que ama el Señor.


Colaboradores